‘Cándida auris’ es un hongo malicioso que llegó a Colombia y ha cobrado varias víctimas en Santa Marta, Barranquilla y Cartagena, conozca el ABC de este hongo y su posible tratamiento.  

La ‘Candida auris’ es un hongo que se burla de casi todos los medicamentos, debido a que cuando ataca a una persona puede conducirla velozmente  a la muerte, la  fuerte y silenciosa propagación en los últimos cinco años, se ha convertido en una mortal  amenaza para la salud mundial, especialmente en los espacios hospitalarios en donde tiende a instalarse.

También se conoce que la  ‘Candida auris’ es un hongo tipo levadura, según  el Instituto Nacional de Salud (INS), y agrega que es multirresistente a los antibióticos, lo que significa que no se elimina de manera fácil, ni con los antifúngicos (sustancias antihongos) que se utilizan convencionalmente. Según el INS, esto limita las opciones terapéuticas, y de ahí su peligrosidad.

Según  informe del Instituto Nacional de Salud (INS) la ‘Cándida auris’ atacó pacientes en Santa Marta, Barranquilla y Cartagena, datos que fueron confirmados por los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Atlanta, Estados Unidos.

¿Dónde está el mayor riesgo de contaminación de este hongo?

El mayor riesgo se han identificado principalmente en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) o Unidades de Reanimación (REA) con una mortalidad que puede llegar ser del 70 %.

¿Quiénes están expuestos a una acción invasiva?

Según informe de El Tiempo, publicado 14 de abril de 2019, el mayor riesgo es para pacientes críticos o “personas con las defensas bajas entre las que se pueden contar niños lactantes, ancianos, fumadores o pacientes con cáncer, entre otros”.

¿Cuál es su tratamiento?

Hasta el momento se desconoce que medicamento puede atacar en razón a que es un microorganismo resistente a fármacos antifúngicos como el voriconazol, anfotericina B o las equinocandinas.

Este hongo data del año 2009 y ha venido preocupando a las organismos de salud mundial, no se ve que pero causa daño, de ahí lo que frecuentemente se hace más sólido la tesis de mantener un paciente en cuidados intensivos es también un riesgo por (la bacteria) como comúnmente algunos le llaman.

Lo  cierto es que la  ‘Cándida auris’ no se propaga de persona a persona pero las investigaciones apuntan a que el contacto con  paredes, puertas, pasamanos, baños entre otros, ubicados en centros hospitalarios, son el principal vehículo para ingresar al sistema circulatorio.

By ultima

Informamos de manera responsable y ética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!