El Sábado Santo es considerado un día de luto. Por lo tanto, la Iglesia no concede celebrar el Matrimonio, ni administrar otros sacramentos, a excepción de la Penitencia y la Unción de los Enfermos.

Según el calendario litúrgico el  Sábado Santo es el tercer día del Triduo Pascual, que concluye con la llegada del Domingo de Resurrección. Es la conmemoración de Jesús en el sepulcro y su descenso al Abismo y por la noche se celebra la Vigilia Pascual.

En este día, la Iglesia no concede celebrar el Matrimonio, ni otros sacramentos, excepto el  de la Penitencia, la Unción de los Enfermos y La Sagrada Comunión puede darse solamente como viático.

By ultima

Informamos de manera responsable y ética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!