OPINIÓN

Ciénaga dijo presente en la Movilización Internacional en contra de asesinatos de líderes sociales en Colombia.

Editorial Edumag Ciénaga

En el día de ayer 26 de julio se cumplió una “Jornada Nacional de Movilización por el Derecho a la Vida y en contra de los asesinatos de líderes y lideresas sociales, ocurridos en Colombia en los últimos años, la cual buscaba que desde todos los rincones de Colombia y el mundo se levantara el grito de “ni uno más”, “ya basta de asesinar a nuestros líderes sociales”, “Abajo el silencio cómplice del presidente Duque”, entre otras tantas arengas en contra de este flagelo que parece no tener fin, y decimos que parece no tener fin porque en medio de las movilizaciones a lo largo y ancho del territorio nacional, fue Asesinada una lideresa social en Caquetá junto con su esposo, y es que, hasta el día de ayer ya la lista de asesinatos llegaba a 702 muertes, ocurridos entre el 1 de enero de 2016 al 22 de julio de 2019, de acuerdo con el informe presentado por Indepaz, en coordinación con Marcha Patriótica y la Cumbre Agraria Campesina Étnica y Popular, en 2018 hubo un incremento respecto a los últimos dos años, pues en el 2016 se registraron 97 casos y en 2017 hubo 159. El punto álgido de esta situación se registró en 2003 con 1.912 homicidios, en los meses que registraron más casos fueron enero, mayo, julio, agosto y octubre, además, el 80 por ciento de los homicidios cometidos se deben a disputas por tierras y la protección de recursos naturales, de las 226 víctimas, 70 pertenecían a organizaciones nacionales campesinas, indígenas, comunidades afro descendientes y otros movimientos.

Que hay motivos para que todo un país se movilice y paralice por esta situación, claro que si hay motivos, ya que es la vida de nuestros hermanos que día a día trabajan incansablemente por hacer valer los derechos de sus conciudadanos, en la educación, en la salud, en el campo, en la restitución de tierras, en el cuidado de los recursos naturales, el medio ambiente, la niñez, la juventud, el respeto a la diversidad, a la raza entre otros, es por eso que los están matando, basta ya, ni uno más.

A esto se le suma el hecho de soportar el cinismo del presidente Duque  y sus ministros, que salgan a marchar con los líderes sociales, burlándose del dolor de las más de 703 víctimas y sus familias en medio de las manifestaciones en la ciudad de Cartagena, donde lo esperaron con gritos de “ASESINO, ASESINO” Y “DUQUE PARACO EL PUEBLO ESTÁ BERRACO“, cuando pretendía marchar junto con el pueblo por el asesinato de sus líderes sociales, que viva el bravo pueblo que nunca se arrodilla ante el caudillo que explota, reprime y mata. 

Y es que este gobierno no mostrado el mínimo interés de respetar la vida,  las organizaciones sociales y sindicales, basta ya de tantos asesinatos, de la impunidad e inoperancia del estado ante esta situación.

Y es que ayer los trabajadores de Colombia, conminados por la Central Unitaria de Trabajadores CUT y la Federación Colombiana de Educadores FECODE, no marcharon por un salario, ni por una reivindicación económica, marchamos por algo más importante, LA VIDA, recuerda que “NOS ESTAN MATANDO”,  

Con un ataúd simbólico los cienagueros rechazaron los asesinatos de líderes y lideresas sociales en Colombia.

Ciénaga dijo presente en la gran movilización nacional y mundial en contra del asesinato de líderes y lideresas sociales en Colombia, con una marcha de aproximadamente 500 personas, entre maestros convocados por Edumag Ciénaga, líderes comunales convocados por ASOCOMUNAL, jóvenes, mujeres, comunidad LGBTI, convocados por organizaciones sociales, cívicas, populares y movimientos políticos, mas de 500 personas marcharon desde el monumento a Tomasita en el camellón turístico, hasta la plazoleta de los mártires, donde se concluyo con una actividad cultural, programada por los jóvenes de Tejiendo Cultura Caribe, Caribe Afirmativo y Colectivo Sentipensante.


ULTIMAVERSION.COM.CO

error: Content is protected !!