Clauvino da Silva, un narcotraficante brasileño conocido como “bajito”, intentó escapar de la prisión de Gericinó por la puerta principal, una vez recibió la visita de su hija. El traficante llevaba gafas, una peluca con el pelo largo, una máscara con el rostro de mujer y vestía prendas femeninas.

El hecho se presentó este sábado en un complejo penitenciario de la zona oeste de Río de Janeiro cuando Clauvino da Silva intentó burlar la guardia vestido de mujer. Los guardianes de la cárcel se percataron de la actitud sospechosa y acabaron malogrando el escape, según confirmó la Secretaría de Estado de Administración Penitenciaria de Río.

Clauvino da Silva fue trasladado a una unidad de máxima seguridad y sufrirá sanciones disciplinarias. La hija de da Silva y otros siete visitantes están bajo la mira de la policía, que los investigará por la sospecha de haber colaborado en el intento de fuga.

Según versiones de las autoridades, da Silva forma parte de la cúpula del Comando Vermelho, uno de los grupos criminales más poderosos de Brasil, que controla buena parte del tráfico de drogas en Río.

Reportaron las autoridades, que el intento de fuga fue un “acto de desesperación” debido a que en lo que va del año inspectores penitenciarios de Río han aprehendido más de 7.300 teléfonos celulares, joyas y dinero dentro de los presidios del estado durante requisas periódicas para controlar algún plan de fuga.

By ultima

Informamos de manera responsable y ética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!