14 de julio de 2024

UVNOTICIAS

MENSAJES POSITIVOS PARA LAS PERSONAS MAYORES

4 minutos de lectura

#OPINION

Por: Jorge Agudelo Moreno.

Siempre, a final de año, escogemos nuestros últimos artículos para hacer reflexiones, para hacer balances de los gobiernos locales, departamentales y nacionales, para hablar sobre nuestros deseos de paz nacional o mundial, para proponernos en el año venidero mejorar nuestra salud, hacer ejercicios para rebajar de peso o mantenernos en línea, nos prometemos ahorrar y una cantidad de buenos deseos que casi nunca cumplimos, unos por falta de disciplina personal y otros porque no dependen directamente de nosotros como la inflación, el desempleo, la seguridad, pero hay otros que sí dependen de nuestra voluntad, de adquirir, con el conocimiento,  ciertos hábitos que sabemos redundarán en nuestro buen estado de salud, pero que si no ponemos en práctica, ellos solos no se van a realizar en nuestras vidas, dependen de nuestra voluntad, de nuestra disciplina y del deseo de vivir en salud, como los mensajes que a continuación repetimos este fin de año, que todos sabemos por experiencia o por vivencia de nuestros familiares y vecinos…

A medida que pasan los años y el cuerpo envejece, los hábitos de las personas deben ser diferentes, pues la manera en que funciona el organismo y sus necesidades son otras. Al llegar a los 60 años y más, es probable que deba repensar algunos hábitos que pueden resultar perjudiciales para su salud. Existe una lista de los hábitos que son perjudiciales para la salud después de los 60 años,  a continuación le contamos algunos para saber qué se debe y qué no se debe hacer.

A cualquier edad es importante el consumo significativo de proteínas para el buen funcionamiento y mantenimiento de los músculos. Sin embargo, después de los 60 años, es aún más importante su ingesta para el cuerpo, ya que existe un mayor riesgo de perder la masa muscular. Se sugiere incorporar más alimentos como huevos, salmón, carne de res, pollo o pavo en su dieta alimenticia de las diferentes comidas del día. Sin embargo, es recomendable no olvidar consultar con su especialista el tipo de dieta que debería llevar de acuerdo con su estado de salud.

Un hábito común para algunos, pero que se debe evitar cuando llegue a los 60 años, es beber poca agua y deshidratarse, pues el agua es primordial para el buen funcionamiento de los diferentes órganos del cuerpo. Además, al llegar a esta edad su sensación de sed puede disminuir dice Lisa Young, autora deFinalmente lleno, finalmente delgado”.

Aunque puede que no lo parezca, el comer de noche es una costumbre bastante común, sobre todo para quienes tienen el día bastante ocupado, es muy poco saludable, ya que, por lo general, está asociada con la comida chatarra ultra procesada, lo que puede contribuir al sobrepeso e, incluso, a la diabetes.

Otro de los hábitos alimenticios que más afectan la salud de los mayores de 60 años es el bajo consumo de fibra en su dieta diaria. Este nutriente es fundamental en la alimentación de las personas para lograr una vida saludable, por lo que debe ser ingerido regularmente para mejorar la absorción de nutrientes, reducir la inflamación e impactar positivamente su estado de ánimo. Esta sustancia puede ser obtenida en alimentos como la avena, los garbanzos, manzanas, frijoles, entre otros.

También debemos recordar la importancia de la actividad física, que aunque no es un hábito alimenticio, sí es fundamental para la salud del cuerpo, ya que realizar cualquier tipo de ejercicio y evitar el sedentarismo, es necesario a cualquier edad para mantener la masa muscular y evitar algunos otros problemas de salud a causa del aumento de peso. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) los adultos mayores de 60 años deben seguir las mismas recomendaciones de actividad física que los adultos, como hacer ejercicios varios días durante la semana (3 o más días) entre aeróbicos y de fuerza, para garantizar el buen funcionamiento de las diferentes partes del cuerpo.

Se sugiere evitar el consumo de alcohol para mantener la salud, pero hay muchos estudios que consideran que una ingesta de alcohol moderado se ha asociado con una reducción del riesgo de enfermedad cardíaca, o el consumo del vino, de manera regular y moderado, con un colesterol bajo, y ambos, se ha relacionado con una vida más larga. Pero lo que sí está claro es que beber mucho, beber muy frecuentemente, o beber demasiado, de una sola vez, son hábitos dañinos, que evitan cualquier efecto positivo para la salud. Por eso es mejor evitarlo.

Finalmente, el hacer el amor en las personas mayores es un hábito que no se puede perder, por su importancia para la salud. La sexualidad forma parte de la salud integral y de la personalidad de todo ser humano. Para nuestro pleno desarrollo físico y emocional, todos necesitamos la satisfacción de necesidades básicas como el deseo de contacto, de intimidad, de expresión emocional, de placer, de amor y de tener relaciones sexuales saludablesSi cultivamos estos hábitos, nos va bien

Y no se olviden que vienen más fiestas, las de fin y comienzo de año que empatarán con los carnavales, y como siempre nuestro llamado es a evitar los excesos en las comidas y en las bebidas, evitar los accidentes, la violencia  y el uso de la pólvora 

#ULTIMAVERSION

Más historias

5 minutos de lectura
5 minutos de lectura
4 minutos de lectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram
WhatsApp
Tiktok
Telegram
RSS
Seguir por correo electrónico
error: Content is protected !!