Samarios y Magdalenenses:

Me entristece contarles que el día de hoy; infortunadamente, tuve que ser testigo de un bochornoso episodio que lamentablemente protagonizaron mi papá, Álvaro Cotes Vives y el señor Carlos Caicedo Omar.

En un altercado en sitio público cruzaron insultos, amenazas, improperios y manotazos.

Los insultos, los altercados, las vías de hecho, NO son la manera como yo concibo la vida y mucho menos la gesta política.

En todas mis actuaciones públicas y privadas siempre he optado por el diálogo, por la conciliación, por el entendimiento: no creo en la violencia verbal o física como elementos de la política ni de la vida en sociedad.

Como hacedor de la política que soy, rechazo contundentemente cualquier vía de hecho que en la brega ideológica se pueda dar entre contrincantes y como hijo, me duele tener que apartarme públicamente de las formas y las maneras en las que mi Padre le ha respondido a Carlos Caicedo: no lo comparto, ese actuar no me representa, no estoy de acuerdo.

De igual manera, rechazo que el señor Caicedo actúe de igual manera, que ejerza violencia verbal, que calumnie, injurie y amenace con el uso del poder; él, que pretende gobernar al Magdalena, debe hacerlo a partir de la decencia, de las vías institucionales, no a partir del odio, de la división, de la búsqueda de la pelea per se y sin sentido, así tampoco es señor Caicedo.

Como hombre público que soy, doy la cara para apartarme de los actos de mi Padre y como hijo, me duele hacerlo por todo lo que sé que significará en mi vida familiar y en mi relación con él, esta decisión que quiero poner de presente a todos mis conciudadanos.

También como hombre público y representante de miles de Magdalenenses, le exijo al señor Carlos Caicedo que no alimente más el odio ni la política rastrera, hagamos política con la altura que merecen los ciudadanos del Magdalena; hechos como estos y amenazas como las que se escucharon el día de hoy, me hacen temer por mi vida y también por la de mi familia; de mi parte, señor Caicedo, tendrá siempre un contendor con pundonor y de ideas; ¿será que de usted puedo esperar lo mismo?

By ultima

Informamos de manera responsable y ética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!