La socialización sin la debida autorización de la ANLA, la falta de notificación a la Alcaldía de Ciénaga,  la visita puerta a puerta en medio de la pandemia y la revisión del estudio de impacto ambiental, motivaron a la entidad a suspender de inmediato las actividades que pretendía la empresa.

Jafithmo

A la empresa Inerco encargada de la socialización del ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL PARA  LA CONSTRUCCIÓN Y OPERACIÓN DE UN TERMINAL PORTUARIO “ECOPUERTO” la Alcaldía de Ciénaga le puso freno, debido a que por denuncia de la comunidad y de Asoediles, la firma ha venido realizando actividades de campo en el sector del corregimiento de Cordobita sin la debida autorización de la ANLA- Autoridad Nacional de Licencias Ambientales.

De acuerdo con lo manifestado por el profesional universitario con funciones de medio ambiente Hernando Guete Bermúdez, debe cumplirse una serie de fases tales como la revisión del estudio ambiental, el inventario vegetal, monitorear el aire, ruido y agua, determinar cuál es el área de influencia que se va a intervenir entre otros aspectos.

No obstante lo anterior, indicó el funcionario que la firma consultora no ha presentado a la Alcaldía ningún tipo documentación a la entidad, quien desde la secretaría de Infraestructura realizó la respectiva consulta al ANLA, que a su vez manifestó que debido a la pandemia por el Covid-19, no ha expedido ninguna resolución que autorice el trabajo de campo.

Así las cosas, este freno se mantendrá hasta que la Alcaldía, el Concejo municipal, la dirigencia comunal y la comunidad del área de influencia tengan el pleno conocimiento del tipo de actividades que se  desarrollará en el Ecopuerto.

#ULTIMAVERSION

By ultima

Informamos de manera responsable y ética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!